Exposición «POLICÍA MUNICIPAL DE VALLADOLID, 185 AÑOS DE HISTORIA (1826-2011)»

Como precedentes del Cuerpo, se pueden destacar las distintas figuras que ejercieron la responsabilidad de la seguridad ciudadana hasta principios del Siglo XIX, como el Concejo, los alguaciles, los fieles de bastimentos y alcaldes de barrio, serenos o fielatos. Fue en 1826, después de la decisión tomada en muchas ciudades para constituir cuerpos policiales propios en los años de la Guerra de la Independencia, cuando el duque de Castroterreño, Capitán General de Castilla la Vieja, creó el cuerpo de la Guardia Municipal a modo de Policía Urbana. Se elaboró un reglamento conocido como ‘Partida de Capa’ y se estableció la uniformidad. Desde entonces, y hasta llegar a la actual Policía Municipal con cerca de 500 miembros, una gran dotación de medios y una sólida formación, han transcurrido casi dos siglos en los que su profesionalidad ha ido aumentando generación tras generación.

El papel de La Guardia Municipal entre los años 1900 y 1936 adquirió una notable relevancia, dado que la ciudad alcanzaba ya una población de 70.000 habitantes y comenzaba a crecer en el sector industrial. La plantilla de entonces era de 155 efectivos (en la actualidad el cuerpo cuenta con 460 trabajadores).

Tras el alzamiento militar de 1936 se abordó una nueva organización del Cuerpo, con la división de la ciudad en cuatro distritos, y a partir de los años 50 y 60, con la expansión industrial de la ciudad y la instalación de factorías como las de FASA RENAULT, NICAS y ENDASA, se produjo una modernización y adecuación de medios.

 

POLICÍA DE BARRIO

Han sido muy numerosos las transformaciones que se han producido desde que en 1972 se permitió el acceso de la mujer al cuerpo, se publicó el nuevo reglamento y se cambió la imagen de los uniformes. El último gran cambio del que fue objeto el Cuerpo de Policía Municipal tuvo lugar en los años 90, dando lugar a una importante transformación que supuso el abandono de su modelo convencional por otro más próximo a los ciudadanos, plasmado en la denominada Policía de Barrio. Un sistema implantado luego en otras ciudades, que ha alcanzado una magnífica aceptación entre los vecinos y se ha visto completado con otras actuaciones para reorganizar las funciones del Cuerpo.

Su aportación a las seguridad ciudadana, a la ordenación del tráfico, a la mediación vecinal, a la educación vial y a la atención de las víctimas de violencia de género, presentes en su quehacer cotidiano, gozan de un amplio reconocimiento ciudadano y representan la mejor base para afrontar con éxito y solvencia los retos de la Policía del siglo XXI.

 

POLICÍA MUNICIPAL EN LA ACTUALIDAD

El comienzo del siglo XXI está siendo testigo del continuado crecimiento y desarrollo del Cuerpo de Policía Municipal de Valladolid. Iniciativas como la creación del Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Doméstica, los dispositivos especiales por acontecimientos en la calle, la apertura de la segunda galería de tiro, provista de simulador, la estrecha colaboración con el Ministerio del Interior, a través de la Policía Nacional, plasmada en la Sala Conjunta de Operaciones en horario nocturno y que ha supuesto una iniciativa pionera en España, o la obtención del Certificado de Calidad ISO-9001 son los hitos a resaltar, y que confirman el alto nivel de nuestra Policía Municipal tanto en sus agentes como en sus mandos.

Asimismo, cabe destacar la última innovación introducida en el departamento, la nueva estructura denominada grupo especial de investigaciones judiciales. Se trata de una adaptación que reúne a los 16 agentes integrados en el grupo de investigación de accidentes y los doce de violencia de género.

 

EXPOSICIÓN Y PUBLICACIÓN

Un libro editado por el Ayuntamiento de Valladolid y una exposición que se puede visitar en el Archivo Municipal situado en la iglesia de San Agustín recogen la evolución de la Policía Municipal desde 1826 hasta la actualidad a través de sus 185 años de historia.

El libro comienza con los prólogos del alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, del superintendente jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro y del profesor de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid, Jesús Urrea, que ha coordinado la obra, con una tirada de 500 ejemplares. Ésta ha sido firmada por el mayor Miguel Ángel Gil, el oficial Juan Carlos Chamorro, los agentes Francisco Javier Ruiz, Concha Balcaza y Francisco Javier Yáñez, y la técnico municipal María Ángeles Martín.

López de Haro ha incidido en que el resultado del trabajo es «un libro muy digno» en el que se puede ver la evolución del cuerpo como si se estuviera repasando las fotografías de una familia. De este modo se pueden ver los cambios en los uniformes, el material o la propia ciudad y también el rejuvenecimiento de la plantilla, que en la actualidad presenta una media de edad de «45 años».

El libro concluye con un apéndice fotográfico y una addenda que recoge la identidad y cargo de los jefes de la Policía Municipal desde 1826 hasta la fecha. La publicación está editada por el Ayuntamiento, impresa por Cargraf, y con la colaboración de las empresas Dornier y Telvent.

Asimismo, el Archivo Municipal acoge desde mañana la exposición “Policía Municipal de Valladolid, 185 años de historia (1826-2011)” con diverso material del Cuerpo perteneciente a diferentes épocas, entre las que se encuentran placas, emblemas, distintivos, fotografías, elementos de transmisiones, recortes de prensa, una bicicleta, carteles y felicitaciones, además de una colección de uniformes.

 

Fechas: Desde el 21 de enero de 2013

Horario: Lunes a viernes: 10:30 a 13:30 – Sábados, domingos y festivos: cerrado

Lugar: Archivo Municipal de Valladolid. C/ Sto. Domingo de Guzmán, 8

Dirección web: www.archivomunicipalvalladolid.es

Información y reservas: sam@ava.es – Tel. 983 36 38 70